Tal para cual

tal para cual

tal para cualQue difícil es encontrar alguien para compartir la vida.

Hace unos días, mis padres cumplieron otro aniversario de casados, y los veo cada día mejor. Por esa razón, me estuve preguntando cuál será el secreto. Por otro lado, cuando me cuentan la historia de cómo se conocieron, pienso en algo que muchos llamamos destino, ya que, si bien no voy a contar con precisión cómo sucedió, sí puedo decir que no fue en un boliche, en un casamiento, en una reunión de iglesia o estudiando.

Cada día que pasa, veo que no hay secreto ni estrategia para encontrar a la persona con la que se puede compartir un mismo concepto de vida, percibir las cosas en una misma frecuencia y tener una fortaleza humana mutua. A veces quizás hay que dejar que los eventos y las cosas fluyan, y ver qué pasa.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.