¿Por qué no ser original?


El mercado, la sociedad, la cultura, Internet, todo lo que pasa a nuestro alrededor nos conduce a un patrón específico de comportamiento, a ir perdiendo nuestro originalidad y adecuarnos a lo que el siglo XXI demanda de nosotros.
Muchos jóvenes tienen miedo a ser ellos mismos, a decir lo que realmente piensan, tan así que ni siquiera saben que piensan.
Es peligroso ver que muchos adolescentes y jóvenes no tienen la menor idea de que van a hacer con su vida, y muchos jóvenes adultos dan vueltas sin encontrar una dirección clara que les ayude e encontrar la felicidad y un propósito.

Atrévete a soñar. Hoy es un nuevo día para vivir y expresar lo que Dios puso en tu corazón para hacer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.