Las coordenadas del destino

coordenadas del destino

coordenadas del destino

Soy un fiel creedor de las coordenadas del destino. No es que pienso que eso es algo trágico o algo maravilloso, sino que simplemente acepto que es parte de la realidad que a cada uno le toca vivir. Basandosé en la personalidad, subconsciente, actitudes y experiencias, cada uno se va acercando a personas y formando redes de contactos que con sus diversas influencias van marcando nuestro destino. ¡Todos estamos de alguna manera conectados!


El destino es algo que mucha gente no cree. Lo más sorprendente es que he conocido gente religiosa que acepta la existencia de profecías cumplidas o a cumplirse y de un Dios atemporal, pero no puede permitir en su mente la remota posibilidad de que ya su vida esté escrita en algún lado.
Más allá de la coherente interpretación de nuestras capacidades y calculos de escenarios a presentarse, considero que muchos de nosotros no tenemos una manera precisa de definir nuestro destino o futuro, aunque cuando sucede esa mágica aparición de alguna de las piezas de rompecabezas que faltaba en nuestra vida, y sucede de una manera tan perfecta, llega el momento de darse cuenta que muchas veces, lo único que no está al alcance de nuestra mano, es nuestra perspectiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.