La magia de recibir consejos

Llega el momento en el que tenemos que entender que no tenemos tiempo de equivocarnos tantas veces para lograr algo. Es un hecho que necesitamos aprender de los demás, siendo que no vamos a tener suficiente vida como para cometer todos los errores que otras personas ya cometieron.

¿Cuántas veces tomaste una mala decisión que te marcó y si te hubieras asesorado mediante consejos hubieras hecho lo correcto?


Había un líder que sacó a un pueblo de estar en la esclavitud a pasar por el desierto para dirigirse a la Tierra Prometida. Éste líder se llamaba Moisés, y comenzó a tener un grave problema operativo, ya que tenía muchas cosas que resolver y no podía enfocarse completamente en lo que era necesario; todo por estar queriendo atender cada una de las necesidades del pueblo. Por esta razón, el suegro de Moisés, al ver este conflicto, se le acercó y le aconsejó que delegara esas “cuestiones de bajo nivel” y pusiera jueces a cargo. Si no hubiera prestado atención a ese consejo, esta persona que guiaba a una gran masa de gente, en cuestión de tiempo se habría visto con una bomba explotando en sus manos.

Es importante recibir todo el consejo que podamos y así quizás podremos ser sabios el resto de nuestras vidas. Nuestra soberbia y orgullo no va a evitar que cometamos errores.

“Que groso el hombre que encuentra sabiduría, y que agarra la inteligencia; camina por calles muy buena onda, y en todas sus veredas hay paz.” (Algo así decía un proverbio).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.