De la derrota a la victoria…

tenis de mesa deporte seguir adelante sport sports

El deporte no se trata de hacer una actividad física porque sí. Siempre está el objetivo de superarse, ser el mejor, romper records, lograr lo que antes no se podía, seguir adelante a pesar de los fracasos hasta triunfar. Un corredor no da vueltas porque sí. Tiene una meta bien clara en su mente.

Cuando Julián Portela perdió a su papá decidió canalizar eso en un objetivo y seguir adelante con su vida. La meta comenzó a ser quitar todas las excusas y preparase para ser un ganador. Lloró como nunca la partida de su progenitor, de quien recordaba los atardeceres en el imponente Estadio “Pascual Guerrero” de Santiago de Cali. Ahí era donde se jugaban diferentes equipos de fútbol, y de esta manera era como él podía disfrutar el espectáculo de ver personas de todos los colores inchando por los cuadros de su deporte preferido. Estos ondeaban banderas, cantaban el himno de su club y alentaban a sus jugadores favoritos.

Los recuerdos buenos y los que lastiman

Julían solía ir con su papá tomados de las manos, ya que al haber tanta gente podían separarse y no volver a encontrarse por un largo rato. Él sentía emoción de estar junto a la persona que más admiraba sobre la tierra. Por eso, la noticia sobre el fallecimiento de su ídolo, le llevó a sentir que la tierra se hundía bajo sus pies y, el día del funeral, de mil amores lo hubiese acompañado hasta su última morada. Lo amaba mucho. El chico apenas tenía catorce años.

Los días siguientes fueron grises. Buscó entretenerse con algo. Televisión, música o quizá leer. Nada tenía sentido. Hasta que comenzó a practicar un deporte. Todas las disciplinas. Sin embargo una en particular le llamó la atención: el tenis de mesa. Y lo practicó por muchas horas. Así fue que se convirtió en deportista profesional y comenzó a representar a su país en competiciones a nivel internacional. Fue así que algo que le trajo sufrimiento él supo convertirlo en una oportunidad.

El deporte puede dar esperanza

¿Está desanimado?¿Sentís que deberías darte por vencido en todos los objetivos y sueños que tenés en mente? No es el momento indicado. Es hora de seguir adelante y que luches por lo que creés correcto. Los ganadores no son quienes vuelven atrás o renuncian, sino aquellos que -pese a la adversidad-siguen adelante.

Cualquiera que sea la situación que atrevieses, recordá que en ocasiones es a partir de momentos difíciles que sentamos las bases para triunfar. Tal como ocurrió con Julián Andrés Portela, el protagonista del relato.

Lo que sea que estés pasando hoy es una oportunidad para convertirlas en algo mejor. Basta con seguir adelante, sin desanimarnos. Salir adelante en medio de la crisis, sí es posible…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.